Beneficios de la lactancia materna

PIN Beneficios de la lactancia materna

Hay muchas buenas razones por las que una gran cantidad de folletos de todo tipo de fuentes acreditadas ensalzan los beneficios de la lactancia materna. Una multitud de estudios serios ha demostrado sin lugar a dudas que la leche materna contiene elementos esenciales para el desarrollo del bebé, incluyendo compuestos antimicrobianos, vitaminas y minerales, enzimas que facilitan la digestión y los azúcares y grasas que suministran a las células del bebé la energía que necesitan. ¡Todo eso y más! No hace falta decir que la lactancia materna también permite a la madre y al niño desarrollar vínculos que son importantes para el futuro desarrollo emocional del niño. Pero, ¿qué hace aquí una entrada del blog sobre la lactancia materna? La clínica de ortodoncia Granada del Dr. Ignacio García Espona nos cuenta los beneficios de la lactancia materna.

Desarrollo de los músculos faciales

La lactancia materna es un reflejo tan natural que pocos de nosotros se detienen a reflexionar sobre cómo puede ser beneficioso para los dientes. El hecho es que un bebé lactante tiene que recurrir a varios músculos faciales para extraer la leche. Los músculos de la lengua, los labios, las mejillas y la mandíbula trabajan juntos. La barbilla de un bebé, que está retraida por naturaleza, se adelanta a medida que los músculos faciales se desarrollan.

¿Pero qué tiene que ver eso con los dientes?

La relación entre la lactancia y los dientes es precisamente el hecho de que los músculos faciales entran en juego cuando se amamanta. Es el desarrollo de estos músculos lo que crea un ambiente favorable para que los dientes entren sin problemas. Además de los otros beneficios conocidos, la lactancia materna establece el marco necesario para el desarrollo armonioso de la cara en general, indica Coonsulte. Aunque no hay garantías, fuentes fiables indican que la lactancia materna es muy eficaz para reducir los riesgos de los tipos de maloclusiones que se observan en muchos pacientes hoy en día. A fin de que el bebé obtenga los beneficios óptimos de la lactancia, se considera que el período ideal para la lactancia materna exclusiva es de 6 a 12 meses.

¿Cómo se compara la lactancia materna con la alimentación con biberón?

Hay varias razones por las que ciertos padres pueden elegir la alimentación con biberón en lugar de la lactancia materna. Puede ser porque la madre tiene que volver al trabajo antes de tiempo o porque, por una razón u otra, no puede producir suficiente leche. En resumen, todos nos adaptamos tan bien como podemos cuando llega un recién nacido. Debes tener en cuenta que, cuando se trata del desarrollo de los dientes, la alimentación con biberón no es tan beneficiosa como la lactancia materna. Básicamente, los bebés no necesitan depender tanto de sus músculos faciales cuando usan el biberón como cuando se amamantan. A largo plazo, esto puede marcar la diferencia en el desarrollo de los músculos necesarios para el posicionamiento ideal de la mandíbula.

Conclusión

Es normal sentirse un poco desconcertado cuando llega un nuevo bebé. Hay mucha información contradictoria en Internet, y los nuevos padres pueden sentirse rápidamente perdidos. Si este es el caso, recuerde consultar fuentes confiables, como publicaciones del gobierno, o seguir las recomendaciones de profesionales acreditados. Una vez más, si tiene alguna preocupación, su ortodoncista sigue siendo la mejor persona para responder a sus preguntas.